cabello, naiba esencial

¿SE NOS CAE MÁS EL PELO EN OTOÑO?

pelo, cabello, caida del pelo, otoño

Hace bastante que no publico ninguna entrada nueva y es que este verano ha hecho tanto calor en Madrid que mi neurona se puso en modo standby.  Pero ha refrescado y parece que la señorita se digna atender.  Así que estoy de vuelta.

Hoy voy a hablar, a petición de una amiga, de la caída de pelo otoñal. Y aprovecho esta ocasión para decir que si queréis que hable de algún tema en particular, por favor escribidme porque lo haré encantada y además os quedaría muy agradecida.

¿Por qué será que en otoño parece que se nos cae más el pelo? ¿Tiene alguna explicación este fenómeno? ¿Hay que alarmarse y buscar algún remedio?

Para entender cómo funciona eso del pelo, me he informado en varias fuentes y la cosa, resumiendo, sería así.

Cada pelo es como una planta de tipo cebolla que sale del poro: tiene un bulbo  que lo alimenta y a cada lado están los folículos, donde se generan las células madre que lo hacen nacer y crecer. Y luego viene el tallo o pelo propiamente dicho, compuesto de un 10% de agua y oligoelementos (hierro, cinc, yodo, calcio, manganeso y pigmentos como la melanina. responsables del color); y de un 90% de proteínas, en este caso queratinas, que se distribuyen en 6-8 capas finísimas, enrolladas en espiral hacia la izquierda sobre la corteza interior.

Solemos tener entre 100.000 y 150.000 pelos, que crecen una media de 15 cm por año, más en verano que en invierno, más en mujeres que hombres y más entre la adolescencia y los 30 años.

Un pelo dura entre 2 y 6 años. En todo momento el 90% del pelo está creciendo y el resto en reposo. Este reposo dura unos 3 meses antes de caer y luego el folículo descansa otros 3 meses antes de volver a empezar todo el proceso.

Ahora viene una posible explicación a la caída otoñal del cabello. Parece que unos científicos suecos han hecho un seguimiento de 800 mujeres sanas durante 6 años y han descubierto que la mayor proporción de cabello en estado telógeno, o sea, de reposo, se da en el mes de julio. Como este período finaliza a los 100 días aproximadamente, ello explicaría que a partir de finales de septiembre y en octubre se dé una caída del pelo superior a la de los otros meses.

¿Y por qué hay más cabello en reposo en julio? Pues los científicos consideran que se trata de un patrón evolutivo: el cuerpo se agarra al pelo para proteger la cabeza del sol durante los meses de verano. La sabiduría de la naturaleza no deja de maravillarnos.

En vista de esto, NO debemos preocuparnos por perder en otoño algo más de pelo que de costumbre, entendiendo que lo normal es que sean entre 40 y 120 pelos al día.  Y recordad, esta caída excepcional del pelo sólo dura unas semanas. A partir de entonces el ciclo de nacimiento y crecimiento retorna a sus niveles normales.

Otra cosa es que durante los meses de verano sometemos nuestro pelo al agua salada, al sol, a lavados frecuentes… y, sobre todo si es teñido, se vuelve  seco, sin brillo, con las puntas abiertas, frágil y quebradizo.

¡No hay que preocuparse! La aromaterapia y la cosmética natural ofrecen excelentes recetas para devolver el brillo y la fuerza a nuestro pelo. Para más detalles, no te pierdas mi próximo artículo.

Artículo anterior Artículo siguiente

Te puede gustar también

No Comentarios

Deja un comentario

*