aceites esenciales, aceites vegetales, cosmética BIO, de la colmena, el acné, naiba esencial

Cosmética casera: la opción inteligente

aceites naturales, aceites esenciales venta, cosmeticos naturales, cosmetica natural madrid, cosmetica casera, aceite vegetal, activos

Seis  razones – y habrá más, sin duda – por las cuales conviene que fabriquemos nuestra propia cosmética… o se la encarguemos a alguien cercano a quien le guste esta movida.

1. SABES LO QUE CONTIENE

La mayoría de los ingredientes que encontrarás en la cosmética convencional son sintéticos y proceden de la petroquímica o de la química pesada. Incluyen conservantes muy agresivos, alguno de los cuales como los parabenos, son objeto de polémica que no va más allá porque son muy baratos y eficaces.Y  perfumes de síntesis, que son causa de alergias.Y emulsionantes  tan sintéticos como el resto.

En la cosmética casera los ingredientes son naturales: Aceites y mantecas vegetales, aguas florales o hidrolatos, aceites esenciales, extractos de plantas o de algas, conservantes de origen vegetal o mineral, miel, cera de abeja o de oliva….

2. A TU JUSTA MEDIDA

Entre la larga lista de aceites vegetales, extractos y aceites esenciales, están los que más convienen a tu tipo de piel. Y como los aceites esenciales actúan no sólo sobre lo físico, sino también sobre tu parte emocional y sutil (espiritual)  una elección y mezcla adecuada va mucho más allá  de los productos de laboratorio. Una fórmula podría calmar una piel irritada y al mismo tiempo proporcionarte una sensación de calma profunda. Y así…

3, SEGÚN LO QUE QUIERAS

La cosmética casera puede ser todo lo sencilla o complicada que quieras, dependiendo de los ingredientes, su número o su rareza. Hay ingredientes más caros, medios o baratos. Pero todos son eficaces. En verano elegirías aceites vegetales que protegen del sol, para las piernas pesadas extractos de plantas que activan la circulación, si tus manos están agrietadas les darías una mezcla de manteca de karité con aloe vera (es un ejemplo), el acné se trata muy bien con la lavanda, el aloe y el aceite de jojoba. Por poner sólo unos pocos ejemplos.

4. TODOS SUS INGREDIENTES SON ACTIVOS

La cosmética convencional, como dije antes, emplea muy pocos ingredientes naturales y sin tratar, para que duren lo más posible y cada crema sea idéntica a la otra. Los aceites minerales derivados del petróleo como la parafina tienen la ventaja de que son muy estables y baratas. Forman sobre la piel una película impermeable que le impide respirar y aunque indirectamente limita la pérdida de agua, no le aporta otra cosa por muy agradable que resulte al tacto.

Cuando a este tipo de cosméticos se añaden activos (ácido hialurónico, resveratrol o lo que quiera destacar el fabricante) es en una cantidad tan pequeña que sólo necesitas leer la lista de ingredientes INCI para ver el puesto que ocupa en relación con el resto.

En la cosmética casera, por el contrario, cada ingrediente es valioso por sí mismo. Todos tienen propiedades interesantes para la piel y la acción de cada uno se suma a la de los demás.

5. SIN GASTOS SUPERFLUOS

La firmas de cosmética dedican una parte importantísima de su presupuesto al diseño de envases, empaquetado y publicidad. Sólo el envase y empaquetado representan tres veces el coste del producto.  Así que en una crema de 30€, la crema valdría 10€. A esto habría que sumar los gastos de la empresa, la investigación y la publicidad. No hace falta que os diga más.

Cuando haces tu propia cosmética empleas envases sencillos, sostenibles y recicables,  hechos de materiales naturales como el vidrio o incluso plásticos PET que no se vuelven peligrosos con el calor o el paso del tiempo. En tiendas online como Aroma Zone o Cosmética Natural Casera encontrarás variedad de envases adecuados a tus fórmulas.

Te sorprenderá lo económico que resulta fabricar tu propia cosmética. Sin contar los beneficios que vas a obtener en todos los sentidos.

6. CONTRIBUYES A UN PLANETA SOSTENIBLE

Los ingredientes de origen petroquímico o mineral, presentes en todas las fórmulas de la cosmética convencional, no son biodegradables. Además de que su fabricación es casi siempre perjudicial para el medio ambiente, cada vez que te lavas la cabeza, te duchas o te quitas el maquillaje, estás contaminando a la naturaleza.

La cosmética casera inteligente utiliza sólo ingredientes naturales y ecológicos, producidos con respeto a la naturaleza. Creo que la diferencia es incuestionable.

Artículo anterior Artículo siguiente

Te puede gustar también

No Comentarios

Deja un comentario

*