aceites esenciales, alergias, naiba esencial, olfato y emociones

OLFATO, EMOCIONES Y AROMATERAPIA

olfato, emociones, aromaterapia, aceites esenciales, fragancias sintéticas,alergias

Hoy me gustaría hablaros del olfato, el más descuidado y maltratado de los sentidos y que, sin embargo, es mucho más importante de lo que creemos. El más primitivo de todos, se desarrolla incluso antes del parto. Hay estudios que demuestran que la preferencia por ciertos olores empieza en el útero materno, lo cual nos hace reflexionar. Porque el miedo y el estrés alteran el olor corporal y ¡no quiero ni imaginar los mensajes que reciben algunos desde el embarazo!

Así es como funciona: las moléculas aromáticas que desprendemos todos los seres vivos llegan directamente al sistema límbico, región cerebral muy antigua. Sólo después parte de esa información alcanza la corteza cerebral y se vuelve consciente. El sistema límbico tiene una serie de estructuras cerebrales responsables de las emociones, sentimientos, instintos e impulsos, donde se almacena la memoria y se regula la liberación de hormonas.  Esta íntima unión entre olfato, emociones y recuerdos quiere decir que lo que olemos despierta en nosotros respuestas inmediatas y puede modificar nuestro comportamiento.

Así pues, nuestra respuesta emotiva al olor funciona por asociación, generalmente inconsciente, lo que explica que distintas personas tengan reacciones completamente diferentes a un mismo aroma. El olor remite a un recuerdo que a su vez está íntimamente unido a una emoción y por eso todos desarrollamos un perfil olfativo personal e intransferible. Al mismo tiempo hay olores que casi todos rechazamos y que tienen que ver con el instinto de supervivencia, como cualquiera que implique peligro.

En principio, parece que tenemos capacidad para distinguir unos 10.000 olores o incluso más. Pero la exposición continua a las fragancias químicas y la falta de conexión con la naturaleza ha ido debilitando nuestros receptores olfativos y con ello limitado mucho la posibilidad de disfrutar de aromas y sabores auténticos. Y es que más del 70% de los sabores que percibimos están inextricablemente ligados al olor. De hecho, el olor nos llega de dos formas: a través del aire que respiramos por la nariz (ortonasal) o por el fondo de la boca, al masticar o tragar (retronasal).

La industria de la perfumería, mediante la síntesis química de moléculas aromáticas, ha sabido muy bien cómo manipular y utilizar la conexión olfato-emociones para evocar sentimientos poderosos como el deseo, el poder, la sensualidad o la vitalidad y de este modo impulsarnos a comprar. Incluso los alimentos y bebidas procesados contienen aditivos sintéticos para que huelan mejor y nos resulten más apetitosos. Así que no es de extrañar que entre la contaminación ambiental y el bombardeo de moléculas químicas, hayan aumentado exponencialmente los casos de alergia.

Jazmin1

De manera parecida pero con una intención completamente diferente, la aromaterapia se emplea desde los antiguos egipcios y los Vedas de la India para curar y restablecer el delicado equilibrio entre cuerpo, mente y  espíritu.  Su objetivo es el bienestar psicológico y físico, y los efectos de los aceites esenciales han podido comprobarse a lo largo de la historia.

Y es que los aceites esenciales (puros y naturales, por favor) contienen compuestos volátiles biológicamente activos y terapéuticamente eficaces a bajas dosis, contrariamente a los perfumes y fragancias artificiales, que pueden ser tóxicos y están llenos de sustancias alergénicas.

Simplemente inhalando un aceite esencial o una mezcla de tres o más, se puede aliviar e incluso curar toda una serie de problemas muy comunes hoy en día como el estrés, el insomnio, la depresión, las náuseas, la falta de atención, etc. Y al mismo tiempo crearemos nuevas asociaciones, esta vez conscientes, con nuevos aromas que nos devolverán la conexión con la naturaleza de la que formamos parte.

En otras entradas os iré contando los efectos beneficiosos de distintos aceites esenciales. Pero mientras tanto, si queréis desarrollar vuestro olfato, os recomiendo oler frutas, verduras, plantas y flores (ecológicos) e ir apuntando en una libreta lo que os inspiran, a qué os recuerdan… Cuantas más palabras, mejor, no simplemente “me gusta” o “lo detesto”. Os prometo que puede ser un juego sorprendente.

Os recomiendo www.aroma-zone.com, www.atelier-cosmetic-bio.com, aromaslunallena.blogspot.com.es, www.ballot-flurin.com, www.calybeauty.com, elblogdeninabenito.wordpress.com

Artículo anterior Artículo siguiente

Te puede gustar también

No Comentarios

Deja un comentario

*