antioxidantes, comprar ingredientes, cosmética BIO, naiba esencial, productos solares, sin categoría

oxidación, envejecimiento y meditación

ntioxidantes, alimentacion, suplementos alimentarios, vitamina A, Vitamina E, vitamina C, betacarotenos, meditacion, estres, radicales libres

Conviene pararse de vez en cuando y reflexionar. De hecho, esta es una costumbre muy sana que por desgracia ahora se practica poco porque lo que prima es “lo quiero todo y lo quiero ya”. Y así nos va.

Y lo digo porque me parece que estamos obsesionados con eso de los antioxidantes. Yo la primera, me he dejado llevar por ese entusiasmo generalizado con que todo producto que los contenga tiene que ser buenísimo y ¡hala! a comprarlo, ponérnoslo o tomarlo y creernos que con eso ya tenemos el pasaporte a la eterna juventud.

¿Te has parado a pensar por qué tomas antioxidantes?

¿Sabes exactamente lo que es la oxidación?

Después de haber leído bastante y en diversas fuentes y simplificando mucho, estas son mis conclusiones.

Nuestras células necesitan el oxígeno para vivir.  El funcionamiento normal de las células (metabolismo) genera desechos y entre ellos los radicales libres, unas moléculas  tóxicas para nuestras proteínas, lípidos y ADN… aunque a su vez parece algunas tienen su utilidad a la hora de eliminar virus.

La buena noticia es que nuestro cuerpo, que está maravillosamente diseñado, tiende siempre a la homeostasis, palabreja que simplemente significa EQUILIBRIO. Y por eso también produce unas enzimas que neutralizan el exceso de los malvados radicales libres… o casi todo el exceso, porque hay una parte que es imposible eliminar y que nos envejece irremediablemente.

Y a medida que nos hacemos mayores, estas intrépidas enzimas se van cansando y trabajan cada vez menos. Pero muy despacio, no nos alarmemos.

Nuestras moléculas están continuamente al quite, algo así como una fábrica perfecta que produce energía y al mismo tiempo va limpiando los residuos de su trabajo.

Lo que ocurre es que a veces producimos demasiados radicales libres y las moléculas no dan abasto, los RL se acumulan y empezamos a tener problemas de salud y a envejecer de forma acelerada en lugar de poco a poco, que sería lo natural y para lo que estamos diseñados.

¿Qué es lo que desencadena la producción de radicales libres? Las principales causas más comunes son:

  • -el estrés
  • -la contaminación (de todo tipo: ambiental, emocional…)
  • -la falta de ejercicio o el ejercicio a lo loco
  • -la alimentación inadecuada (harinas y azúcar blanco, por ejemplo)
  • -el exceso de sol
  • -el tabaco,
  • -demasiado alcohol y similares
  • -la falta de sueño

Y te dirás: Vale, pues yo vivo con todo o casi todo de eso y no pienso cambiar de estilo de vida. Me voy a atiborrar de suplementos antioxidantes y así neutralizaré los radicales libres.

Pues lo siento, pero eso no NO FUNCIONA. Por muchas pastillas de vitamina A, C, E o lo que sea que tomes, si sigues haciendo lo mismo, tus moléculas fabricarán radicales libres mucho más deprisa y las enzimas que los destruyen serán cada vez menos y más lentas. En menos palabras:  debilitarás tu sistema inmunológico.

Porque además, hay estudio estudios demuestran que aprovechamos muy poco los antioxidantes que se han sintetizado químicamente (pastillas, cápsulas o bebidas). Y según esas mismas fuentes, los antioxidantes ideales serían los que proceden de la alimentación

Es verdad que el mundo de los investigadores está dividido en cuanto a estas conclusiones. Habría mucho que hablar y discutir sobre los estudios que se hacen o encargan por parte de las multinacionales farmacéuticas o de la alimentación. ¡Son para descubrir algo nuevo o para confirmar una idea previa que les resulta más conveniente?

En mi opinión, un cuerpo en equilibrio tendrá una piel radiante. A la que puedes ayudar, nutrir y proteger con productos biológicos que complementen el trabajo interior. (Más en otra entrada que estoy preparando)

De todas formas, el mejor antioxidante que conozco es LA MEDITACIÓN.

Ahí lo dejo. Por hoy.

Artículo anterior Artículo siguiente

Te puede gustar también

No Comentarios

Deja un comentario

*