Resultados Etiquetas

macadamia

aceites esenciales, aceites vegetales, de la colmena, naiba esencial, recetas, tipos de fórmulas

COSMÉTICA NATURAL: TIPOS DE FÓRMULAS (I)

albaricoque, argán, borraja, palo de rosa, geranio de Egipto, sándalo

En cosmética hay varios tipos de fórmulas que podemos llevar a cabo. Os voy a hablar de las principales, empezando por la más sencilla, que podéis fabricar en casa con un instrumental mínimo. 1. ACEITE O SÉRUM En muchos sitios lo llaman “sérum” porque suena más refinado y atractivo, pero al final es lo mismo: una combinación de aceites vegetales y esenciales a la que se pueden añadir activos liposolubles (solubles en aceite) como la Coenzyma Q10  y el Escualeno, o alcohólicos como el propóleo y los extractos CO2 de plantas. Digo “activos” porque no encuentro otra palabra para describir los suplementos que a veces ponemos en las fórmulas y que refuerzan la acción, ya de por sí importante, de los aceites vegetales y esenciales. No son imprescindibles, así que los podéis dejar para más adelante. Para componer un sérum, lo primero es decidir los aceites vegetales o aceites base, de primera presión en frío y ecológicos, que vamos a usar. Hay mucho donde elegir, pero yo recomiendo utilizar al menos tres diferentes porque he comprobado que la combinación refuerza sus propiedades. Por ejemplo, si tienes la piel seca o madura una mezcla de argán, borraja y albaricoque es muy […]

Sigue leyendo

aceites esenciales, aceites vegetales, de la colmena, naiba esencial, productos solares, recetas

PROTEGERSE DEL SOL DE FORMA NATURAL + RECETA

aguacate, avellana, cera de abeja, cúrcuma, geranio de Egipto, lavanda, vitamina E

No hace falta que os recuerde la importancia de proteger nuestra piel del sol. El sol a pequeñas dosis es bueno para el organismo. Sobre todo el de antes de las 12 de la mañana y después de las 6 de la tarde. Lo que pasa es que la mayoría queremos broncearnos, adquirir ese bonito y favorecedor tono dorado y lo queremos ¡Ya! Lo siento, es imposible. El bronceado hay que trabajarlo, sobre todo para no tener que sufrir las consecuencias el resto de nuestras vidas: envejecimiento prematuro, arrugas… y cosas peores. La naturaleza nos ofrece muchos productos que nos protegen de los rayos UVB y UVA y al mismo tiempo que nutren la piel nos darán – eso sí, poco a poco- el tono deseado. Los antiguos egipcios, hace miles de años, se untaban el cuerpo con mezclas de aceite, cera, miel y extractos de mirra, olíbano y otras plantas. El Factor de Protección Solar (conocido por SPF, o sun protection factor) es difícil de medir en fórmulas caseras. Sólo podemos concluir que, según los ingredientes, nuestra fórmula tendrá un SPF bajo, medio o alto. En mi opinión, esto no es tan importante como se pregona por ahí. Lo importante […]

Sigue leyendo