de la colmena, naiba esencial

EL TESORO DE LAS ABEJAS

cera, jalea real, miel, polen, propóleo

En cosmética, cada día veo que está más de moda anunciar como lo último en investigación para la juventud de la piel que la fórmula lleva miel y jalea real. ¡Enhorabuena! Siglos después de que se lleven utilizando como remedios para tantas cosas, parece que alguien se ha dado cuenta de lo valiosos que son. Aunque me figuro que la jalea y la miel serán pasteurizadas para que duren más y que por supuesto no son BIO. Así que su efectividad deja mucho que desear. La pasteurización consiste en someter a un alimento a una temperatura inferior al punto de ebullición – unos 80º) y luego enfriarlo rápidamente y aunque se quiere hacer creer que esto no lo altera, está demostrado que destruye muchas vitaminas y componentes activos junto con los microorganismos que son el objetivo de este proceso. La miel, por ejemplo, se degrada casi por completo cuando se calienta a más de 40º. Pero eso a la industria le da completamente igual. Lo importante es lanzar el mensaje, que la gente se lo trague y compre la mentira.

Volvamos a las abejas. Creo que a estas alturas ya nos hemos dado cuenta de lo imprescindibles que son para la vida de la Tierra a raíz de las noticias que han salido en toda la prensa sobre su posible extinción debido a un virus y a un gusano que las han atacado con fuerza durante 2014. Y no olvidemos que los pesticidas y herbicidas también tienen su parte de responsabilidad. ¡Menos mal que hay gente con conciencia y apicultores que trabajan para impedir que este planeta termine como un desierto!

Yo soy fan de lo que hacen las abejas. Aparte de tomar propóleo cada vez que me duele la garganta o tengo un catarro, jalea real cuando me siento baja de energía y miel cada día con el desayuno, prácticamente todas las fórmulas que hago llevan propóleo y miel, y algunas jalea real fresca y otras polen, dependiendo del efecto deseado.

Os voy a contar por qué.

El propóleo es una sustancia resinosa que las abejas recolectan de los brotes de determinados árboles y luego mezclan con sus propias secreciones para constituir una barrera eficaz contra toda bacteria o cuerpo extraño que intente penetrar en la colmena. Por ejemplo, la entrada a la colmena y los alveolos donde la reina pone sus huevos están cubiertos con él y así permanecen estériles.

Para que podamos utilizarlo, porque en su estado natural es duro, los apicultores lo limpian de residuos extraños y lo preparan en dilución alcohólica en concentraciones distintas. Tiene tantas propiedades que es difícil resumirlas: antibiótico natural, anti-fúngico, anti microbiano, potente antioxidante (protege de los radicales libres, esos que tanto daño nos hacen) es además muy cicatrizante porque estimula el metabolismo celular, la síntesis del colágeno, la circulación y la regeneración de la piel. Se dice que los violines Stradivarius llevan propóleo en su barniz para que estén protegidos de la carcoma y además suenen mejor… En una fórmula cosmética, aparte de todas estas propiedades, tiene la de ser un excelente conservante.

La jalea real es quizá la sustancia más preciada de la naturaleza.  Secretada por las abejas nodrizas, sirve para alimentar las larvas de las abejas durante los primeros tres días de su vida y sobre todo, es lo que come la abeja reina. Esta “leche mágica” hace que la reina se desarrolle el doble de rápido que las demás y que viva unos cinco años (¡40 veces más!) mientras que las otras abejas tienen un ciclo vital de varias semanas. Es antiviral, da fuerza y vitalidad al organismo, favorece la oxigenación de los tejidos, previene el envejecimiento, reduce las  arrugas, las manchas de la piel. Tiene un efecto general revitalizador sobre el organismo y claro, sobre la epidermis. Un ingrediente que, a pesar de su precio, conviene tener en cuenta para las fórmulas de belleza porque una pequeñísima dosis hace milagros.

tarros miel 1

La miel, que se emplea desde hace milenios para curar heridas, está llena de minerales, enzimas y antioxidantes. Es además antibacteriana, antifúngica y antiséptica, por lo que resulta muy interesante para tratar casos de acné, entre otros. Entre sus propiedades también está la de atraer y mantener la humedad, y eso la convierte en un potente hidratante de larga duración. Últimamente se han hecho estudios que demuestran su capacidad de proteger la piel frente a los daños de exposición solar, o sea, que es un factor solar de protección natural. Limpia los poros, cicatriza… en fin, un producto biodisponible que será un aliado indispensable para una piel resplandeciente. He leído que algunos científicos reconocen que la miel natural funciona mucho mejor que la artificial (¡cielos! ¿qué es la miel artificial?) y aceptan, aunque a regañadientes, que una cucharadita al día mejora mucho los síntomas de la alergia. ¿Hasta dónde vamos a llegar? Bueno, poco a poco…

El polen, que como su nombre indica sale del ídem de las flores, concretamente de los estambres masculinos, lo recogen las abejas para alimentar las larvas y también las obreras. Es el alimento más rico que se conoce, el único que contiene los 20 aminoácidos esenciales y además toda una serie de sustancias fortalecedoras como azufre, zinc, vitaminas del grupo B. Proporciona un vigor natural físico e intelectual, tiene efectos positivos sobre la memoria. la potencia sexual (es especialmente bueno para los hombres), el envejecimiento, el tránsito intestinal… y además nutre y embellece la piel, las uñas y el cabello. Un estupendo aliado de la jalea real para tratamientos anti-edad.

abajayflor blanca

Y por último, la cera de abeja. En principio es blanca pero adquiere su bonito color dorado de los restos de propóleo, polen y miel que las abejas llevan en su cuerpo. En cosmética forma una capa protectora no oclusiva sobre la piel. Eso quiere decir, que en pequeñas cantidades, como las que llevan los ungüentos o emulsiones, no tapa los poros y permite que la piel respire al mismo tiempo que la suaviza e impide su deshidratación. De esta manera, los principios activos de los otros componentes de la fórmula actúan de manera más equilibrada y a lo largo de más tiempo. Contiene vitamina A, que colabora a la reparación y regeneración de los tejidos.

Por mi parte, todos estos tesoros de las abejas los compro a la casa Ballot-Flurin. Sé que producen materias de calidad porque tratan a las abejas de una forma exquisita, respetuosa y biosostenible. Esto es fundamental. Porque la energía que surge del intercambio entre abejas y apicultores se transmite a sus productos y eso no tiene precio. Igual que en la película “Como agua para chocolate” es imposible separar la intención y la atención del que manipula los alimentos del producto final. Por eso os recomiendo que antes de comprar cualquier ingrediente os informéis bien de dónde y cómo se producen para elegir con todas sus consecuencias.

Os recomiendo www.ballot-flurin.com, www.aroma-zone.com, www.dazanatura.com, www.calybeauty.com

Artículo anterior Artículo siguiente

Te puede gustar también

No Comentarios

Deja un comentario

*